Seleccionar página

Todo sobre el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) puede tener un tremendo impacto en su vida y su salud mental. Si usted, o alguien que conoce, padece esta afección, debe comprender cómo funciona el TOC y cómo asegurarse de que usted o su ser querido puedan encontrar la ayuda adecuada y el apoyo que necesitan. Para ayudarlo a hacer esto, ¡aquí está todo lo que necesita saber sobre el TOC!

¿Qué es el TOC?

El TOC típicamente tiene dos componentes: obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos intrusivos, angustiantes y no deseados que son repetitivos y ocurren sin el deseo consciente del individuo de pensarlos. Aunque la gran mayoría de las personas, incluso sin TOC, experimentan pensamientos intrusivos, las personas con TOC experimentan estos pensamientos en un grado mucho mayor e intenso y los experimentan como muy amenazantes y perturbadores.

El segundo componente del TOC es el comportamiento compulsivo, que es la necesidad de realizar una acción en particular para neutralizar o deshacer la ansiedad provocada por las obsesiones. Es crucial tener en cuenta que el comportamiento compulsivo puede tomar la forma de acciones o comportamientos observables que otra persona podría ver u observar, así como procesos mentales como la oración compulsiva, el reemplazo de pensamientos o el trabajo para cancelar pensamientos angustiosos. Estos procesos mentales se conocen colectivamente como compulsiones mentales o rumiación. A menudo, el comportamiento compulsivo consistirá en una rutina elaborada, que a veces lleva horas completar.

Cabe señalar que el TOC es diferente del comportamiento supersticioso o normalmente cuidadoso o cauteloso. Por ejemplo, no es un TOC comprobar que ha apagado los aparatos eléctricos antes de irse a la cama, pero podría ser un TOC si necesita revisar cada uno varias veces antes de sentirse seguro y cómodo.

Muchas personas con TOC saben que sus obsesiones y conductas compulsivas no se basan en la realidad. Pero todavía se sienten incapaces de expulsar estos pensamientos de su mente o se sienten tranquilos y seguros hasta que completen su serie de compulsiones. El TOC se designa por la presencia de miedos intensos, perturbadores y no deseados que superan con creces el riesgo real que se presenta en una situación determinada, así como por la presencia de conductas compulsivas que el individuo se siente incapaz de dejar de hacer a pesar de saber que son excesivas. e irrazonable.

Signos y síntomas del TOC

El signo más obvio y observable del TOC es la necesidad de emprender comportamientos compulsivos que a menudo llevarán mucho tiempo para completarse e interferir con la capacidad del individuo para vivir una vida feliz y significativa. En muchos casos, pueden tardar horas en completarse y pueden asumir la forma tanto de comportamientos manifiestos como de procesos mentales o compulsiones mentales.

El TOC seguirá un ciclo similar para la mayoría de los que lo padecen, y está marcado por un pensamiento o miedo intrusivo inicial, llamado obsesión, seguido de miedo y ansiedad intensos, que resulta en una necesidad de participar en una acción o comportamiento para neutralizar o disminuir la ansiedad provocada por la obsesión inicial. Una vez que se completa este proceso, que puede llevar horas y múltiples esfuerzos para lograrlo, el individuo experimentará un alivio momentáneo hasta que vuelva a experimentar la obsesión.

    Hay algunas categorías de síntomas que son subtipos comunes de TOC,
    aunque es importante señalar que el TOC puede asumir muchas formas y no se limita a
    la lista que se presenta a continuación. Estos son:

    • Personas que temen la contaminación por gérmenes, suciedad o toxinas.
    • Aquellos que necesitan verificar repetidamente que ellos y los demás estén seguros, como verificar que los elementos, como los electrodomésticos, estén apagados o que las cosas estén en la posición correcta.
    • Aquellos que están preocupados por haber cometido un error legal o moral, por el cual serán castigados o aquellos que temen que puedan dañar a otra persona a pesar de no querer hacerlo.
    • Aquellos que requieren un cierto orden o simetría para sentirse seguros o lograr un sentimiento 'perfecto'
    • Aquellos que están preocupados por miedos o preocupaciones religiosas, existenciales o supersticiosas.

    *Cabe señalar que las personas con TOC también pueden sufrir otras afecciones de salud mental, como depresión y otros trastornos de ansiedad. A veces, las personas con TOC también pueden involucrarse en problemas de abuso de sustancias en un esfuerzo por automedicarse y disminuir su ansiedad y angustia.

    Diagnóstico del TOC

    Si usted, o alguien que conoce, sospecha que tiene TOC, hay algunas formas de contraer una diagnóstico profesional. Hay algunas pruebas que se realizarán. Es probable que su médico le haga un examen físico, que puede incluir cosas como tomar una muestra de sangre para descartar cualquier problema de salud física que pueda estar desencadenando sus síntomas. Un terapeuta o proveedor psiquiátrico le hará una serie de preguntas para comprender mejor sus síntomas y también puede administrar instrumentos psicométricos diseñados para aclarar tanto el tipo como la intensidad de los síntomas.

    Es importante que busque tratamiento de un profesional de la salud mental que esté capacitado en la evaluación y el tratamiento de los síntomas del TOC específicamente, ya que estos síntomas pueden ser fácilmente pasados ​​por alto o diagnosticados erróneamente por médicos que no comprenden la afección.

    Prueba de TOC

    Otra forma en que las personas ayudan a identificar el trastorno obsesivo-compulsivo es realizando un cuestionario de TOC en línea. Aunque estas pruebas no proporcionan un diagnóstico médico de TOC, pueden ayudar a los pacientes a identificar rápidamente si el TOC está presente en su vida, qué nivel de gravedad y qué tipo de TOC tienen. Hay muchos tipos diferentes de pruebas para ayudar a identificar el TOC.

    ¿Qué causa el TOC?

    Hasta el momento, la investigación sobre lo que puede causar el TOC aún está en curso, pero parece tener componentes reforzados tanto genéticos como conductuales.

    ¿Qué aumenta el riesgo de contraer TOC?

    Hay algunos factores que podrían aumentar las posibilidades de que desarrolle TOC. En primer lugar, sus riesgos son mayores si tiene un pariente consanguíneo al que se le ha diagnosticado TOC, y el TOC puede estar relacionado con otras afecciones de salud mental. Por ejemplo, las personas con TDAH y trastorno de ansiedad social también tienden a ser más propensas a desarrollar TOC.

    Finalmente, debe tenerse en cuenta que los efectos del TOC tienden a ser más pronunciados cuando atraviesas cambios serios en la vida. Cuanto más estresante se vuelve una situación, más intenso puede volverse el TOC.

    Estadísticas de TOC

    Al observar algunas estadísticas, podemos comprender qué tan común es esta enfermedad. Se estima que afecta al uno por ciento de la población de Estados Unidos. Esto se traduce en alrededor 2.2 millones de personas. Tiende a afectar aproximadamente al mismo número de hombres y mujeres.

    Uno de los aspectos más interesantes de esta enfermedad es cuando ataca. Se cree que la mayoría de las personas desarrollarán la enfermedad cuando sean más jóvenes. Según algunos estudios, dos tercios de las personas comenzaron a desarrollar síntomas cuando tenían menos de 25 años. La edad promedio para desarrollar los síntomas del TOC es de 19.5 años.

    Hechos mundiales de TOC

    Se estima que alrededor two por ciento de la población mundial tiene TOC. Sin embargo, esta podría no ser una interpretación precisa.

    Muchas personas intentarán suprimir sus síntomas y, debido a la naturaleza de algunos temores del TOC, pueden ser extremadamente reacios o incluso temerosos de buscar tratamiento y apoyo. Debido a estos factores, la verdadera cantidad de personas que padecen esta afección podría ser mayor.

    2%

    de la población mundial vive con TOC

    Estimado

    156,000,000 personas en todo el mundo

    TOC - Trastorno Obsesivo Compulsivo

    afecta a todas las razas, etnias

    Tratamiento TOC

    Obtener el tratamiento adecuado para el TOC es invaluable para su salud mental y calidad de vida. Encontrar el tipo correcto de tratamiento y apoyo es imperativo para aprender a manejar su condición y vivir una vida feliz y significativa.

    El tratamiento estándar de oro para el TOC es la Prevención de Exposición con Respuesta (ERP), que lo ayudará a exponerse gradualmente a sus miedos mientras resiste la tentación de participar en un comportamiento compulsivo. Esto se hará en un ambiente controlado, con el apoyo de un terapeuta.

    Un psiquiatra o un proveedor médico también pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas del TOC. Sin embargo, las investigaciones muestran que las personas que padecen TOC logran los mejores resultados cuando se combinan estrategias farmacológicas y terapéuticas para aliviar los síntomas y enseñarle nuevas habilidades para vivir con gracia con el TOC.

    Consejos para la recuperación del TOC

    Una vez que se le diagnostique TOC, puede comenzar su recuperación. Parte de esto podría incluir terapia o tomar medicamentos. Pero hay algunos consejos que puede utilizar para ayudar a superar su TOC. Primero, es importante asegurarse de que puede identificar qué lo desencadena.

    Intenta hacer un seguimiento durante una semana. Tome nota de cualquier evento que aviva su ansiedad y el tipo de compulsiones que desencadena. También es posible que desee registrar cuánto tiempo duran. Si puede comprender las situaciones que causan los comportamientos compulsivos, puede tratar de encontrar formas de eliminarlos de su vida. Por ejemplo, si tocar un pasamanos desencadena el lavado de manos, es posible que desee trabajar de otra manera. También es importante saber cuándo surgen estos pensamientos compulsivos. Esto le permitirá volver a etiquetarlos. A veces, es posible que desee escribirlos en un papel. Mirar frases puede quitarles su poder. También puede permitirte juzgar el pensamiento de manera más subjetiva, viendo cuán irracionales son tus obsesiones.

    Por último, es posible que desee probar la mediación. Esta puede ser una buena forma de reducir la ansiedad. Además, puede tomar algunas respiraciones profundas cuando se enfrente a una situación estresante. Concéntrate solo en tu respiración. Esto le ayudará a centrar sus pensamientos y mantener la calma. Aunque puede llevar un tiempo, estas técnicas pueden ayudarlo a reducir su nivel de ansiedad cuando se enfrenta a situaciones que normalmente desencadenarían un comportamiento compulsivo.

    Realice un seguimiento del progreso de su recuperación del TOC

    Como se mencionó anteriormente, es importante realizar un seguimiento de su proceso de recuperación de TOC para que pueda evaluar que se dirige en la dirección correcta. Una de las mejores formas de hacer esto es realizar nuestra prueba de gravedad del TOC cada dos semanas para asegurarse de que su número está disminuyendo, lo que indica que está en el proceso de recuperación del TOC.

    Consideraciones finales:

    El TOC es una afección relativamente común que afecta a más de dos millones de estadounidenses. Si no se trata, esta afección puede tener un gran impacto en su vida. A veces, estas rutinas compulsivas pueden llevar una hora. Pero existen opciones de tratamiento efectivas que puede explorar. Además, existen algunas técnicas de recuperación del TOC con las que puede experimentar para ayudarlo a manejar mejor sus compulsiones.